Amor de alta costura

Querer querer a cualquier persona menos a esa, a cualquiera que doliera menos cuando está lejos. Querer, mejor dicho, necesitar a veces que la sensación no sea tan fuerte, tan abrumadora, tan real. Querer por una milésima de segundo que todo lo que sientes pasara a fuego lento porque por dentro estás al rojo vivo. En llamas. Querer dar puntadas a tu corazón para que deje de salirse de tu pecho.

Amar tanto, tanto, tanto que no puedes respirar. Amar de una manera tal que angustie. Amar de esa forma en la que nada más tiene sentido, haciendo que el resto de personas, problemas o pensamientos desaparezcan. Amar desgarrándote a ti y al otro. Amar apretando los dientes. Amar sin motivos y de repente. Amar fuerte, fortísimo. Amar más allá de tu mismo ser, más allá de lo que eres. Amar como no hay otra manera de hacerlo.

Si he de daros un consejo ante este sentimiento desgarrador en cada letra, en cada arruga que se forma en sus ojos al sonreír... Solo os puedo decir: amad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario